About this blog

“Who knows what this urge is all about, to appear somewhere outside yourself, instead of feeling stuck inside your muddled but stroboscopic mind, peering out like a little undersea animal—a spiny blenny, for instance—from inside your tiny cave? Seeing yourself in print is such an amazing concept: you can get so much attention without having to actually show up somewhere.” -Anne Lamott, Bird by Bird

¿Qué es Life at 309?

Life at 309 (as it is today) nació de mi necesidad de expresarme. Desde el punto de vista de emprendimiento (lol! hate that word!), Life at 309 no tiene un propósito, no tiene un plan, no tiene una intención en particular. Life at 309 es simplemente un espacio fuera de mí donde también puedo existir (see quote above). Es una pequeña colección de pensamientos y experiencias que suceden mayormente en el 309, mi primer (and current) hogar. Aunque el 309 del mundo real es bastante pequeño, las fotos de arriba son los espacios donde más feliz me siento y donde usualmente me inspiro a crear.

Durante gran parte de mi vida me reservé muchos pensamientos e ideas porque entendía que no eran lo suficientemente valiosos, apropiados o buenos como para compartirlos. Solía vivir con miedo de ser juzgada y constantemente me adaptaba a las personas y a los espacios para sentirme aceptada y validada (still working on this!). Ahora que me siento en mayor libertad de mostrarme como soy, incluyendo todas las cosas que pasan por mi cabeza, se me hace un poco difícil conversar con personas con quienes comparto intereses y experiencias de vida más que nada porque todos estamos ocupados con nuestras vidas y nuestros trabajos. Mi cabeza usualmente está llena de ideas, opiniones y pensamientos que mueren por ser compartidos ahora que me doy la oportunidad de show up. Por eso comienzo a escribirle a mis amistades y personas con las que siento que tengo una conexión especial, pero se me olvida que la gente no tiene tiempo para atender cada cosa que me pasa por la cabeza aunque quisiera. Y aunque no espero un feedback inmediato (o un feedback at all) porque estoy consiente que el poco tiempo que le sobra a las personas no es para darle foro a la mente loca de Vicmarie, sé lo incomodo que debe ser para otra persona ver todos esos mensajes de un ser querido y genuinamente no tener el tiempo para atenderlos y contestarlos como se merecen. Aunque en ocasiones me funciona anotar todos esos ramblings en mi libreta o en el Notes app del celular, la gran mayoría del tiempo me quedo con las ganas de poner esos pensamientos al alcance de otro ser humano. Life at 309 cumple ese propósito, aunque no exista necesariamente para ser leído. No me preguntes cómo, pero it makes life less lonely.

Aunque me encantaría que en cinco años tuviera que regresar a editar esta sección para escribir algo que comience así como “hace 5 años comencé este blog y no tenia idea de lo que estaba haciendo…” y que termine con una anécdota de algo importante, mi blog es solo un medio de expresión personal y creativa, un lugar para atesorar los momentos de mi vida (buenos y malos), un rincón para reflexionar y dialogar conmigo misma, y un espacio para compartir cosas que me brindan felicidad. Cuando comencé este blog en 2016, quería hablar sobre memory keeping más que otra cosa. Quería compartir mis proyectos con la esperanza de identificar una oportunidad de negocio. Luego de varios meses, me vi escribiendo cosas que yo entendía que la comunidad de scrapbooking querría leer, pero no estaba escribiendo cosas que me hicieran sentir auténtica. Me vi creando páginas de scrapbook solo para poder tener contenido para compartir aquí. Y fui miserable. Así que lo solté por un tiempo. En 2018 lo retomé impulsada por un deseo (que aún no logro definir bien ni sé de dónde viene) de tener un espacio en Internet que no me pusiera tanto en el “spot” como una cuenta de Instagram o Facebook. Aquí no me sigue nadie. Aquí nadie espera nada. Así que siempre me ha parecido una gran idea tener este espacio que no representa ningún tipo de presión ni urgencia pero sí me da la sensación de que puedo show up to the world “without having to actually show up somewhere.” como dice el quote al principio. Primero escribía en inglés. Pero se me hacía difícil expresar ciertas cosas tal como las pensaba o las sentía. I mean, yo vivo en español! Cuando escribía en español, mi “audiencia” (las personas del mundo de scrapbooking/personas que aún suelen leer blogs) no lo iba a entender. Si escribía en spanglish puertorriqueño, podría confundir a parte de esa “audiencia”. Entonces encontré un quick fix para mi problema: expresarme tal cual lo sienta. Así que, please note that aquí se habla Spanglish!

De todas formas, si el contenido de este blog llega a los ojos de alguien: Gracias por leerme. Espero que puedas llevarte algo bueno de aquí. No soy experta en muchas cosas y reconozco que tengo mucho que aprender. Constantemente me equivoco, cambio de opinión, creo nuevos acuerdos, conozco cosas nuevas (de mi y del mundo) y sé que no estoy sola en esto. Usualmente hablo/escribo sobre las cosas que me dan alegría y que me gustan (memory keeping, ilustración, libros…), cosas que inquietan mi alma, cosas que no comprendo, cosas que me causan tristeza e incertidumbre, cosas sobre las que necesito aprender más, y cosas que considero demasiado valiosas como para no compartirlas…

…so welcome to 309!